martes, 12 de agosto de 2014

Crean la primera hoja sintética capaz de generar oxígeno

¿Qué pasaría si los submarinistas, en vez de bidones de oxígeno, llevasen una planta a su espalda? O si las naves espaciales, en lugar de usar unos pesados bidones cargados de O2, llevasen una pequeña selva dentro que proporcionase el aire suficiente a los astronautas para permanecer en el espacio durante el tiempo que fuera necesario?



El científico Julian Melchiorri, del 'Royal College of Arts' de Londres, ha desarrollado una solución para las situaciones en las que la falta de aire suponga un problema. Apodada como 'Silk Leaf', se trata de una hoja sintética capaz de generar oxígeno por sí misma.



Las hojas creadas por Melchiorri se componen en su mayor parte de cloroplastos suspendidos sobre una proteína de seda. "El material está extraído directamente de las fibras de la seda", explica Melchiorri.

La 'Silk Leaf' se puede convertir en un componente indispensable de las llamadas ciudades ecológicas (o ciudades del futuro), por ejemplo, recubriendo las fachadas de los edificios y reciclando el aire.

La NASA ya se ha puesto en contacto con el científico. Aunque aseguran que primero han de testar la tecnología, lo cierto es que cada vez queda menos para cambiar los tanques gigantes de oxígeno de las naves espaciales por jardines sintéticos.

Aquí puedes ver el vídeo de presentación 

video

lunes, 4 de agosto de 2014

El agujero del 'fin del mundo' en Siberia desata la curiosidad científica

Un insólito agujero descubierto por helicópteros hace unos días en la península de Yamal, en el confín del Ártico siberiano, ha desatado la curiosidad científica.

El cráter tiene un ovalo de unos 30 metros de diámetro y unos 70 metros de profundidad, con un lago helado en su parte inferior y agua cayendo sobre sus paredes erosionadas de permafrost. Por otra parte, se están estudiando imágenes de satélite para determinar cuando se formó.

El equipo de investigadores afirma que es un "fenómeno natural", y que es esencial estudiarlo más para entender la formación del cráter en la zona de Yamal, un nombre que significa 'fin del mundo' en la lengua local.



Yamal, una gran península que se adentra en las aguas del Ártico, es el área principal de producción de gas ruso suministrado a Europa.